El soterramiento de la M-30 en Madrid

¿Sabías que el túnel de la M-30 de Madrid que costó tanto dinero cumple 10 años? Hace ya diez años desde que tuvo lugar este soterramiento de la m30 en la Comunidad de Madrid, y queremos extraer las primeras conclusiones acerca de si fue una genialidad, una locura, si de verdad mejoró el tráfico o si bajó el nivel de polución.

Se cumplen 10 años del túnel de la M-30 de madrid, ¿que extraemos de todo esto?

 

Hace 10 años el alcalde Alberto Ruiz Gallardón inauguró las obras del túnel de la M-30, con más de 43 km de longitud. Una obra que costó mucho dinero y que todavía se sigue pagando. Pero que no olvidemos, que fue un verdadero caos para los conductores durante 3 años por los ruidos de las obras, inhumanos e insoportables. Una obra que llegó a causar estrés en los conductores, colapsos en toda la ciudad y múltiples embotellamientos.

 

¿Pero valió la pena soterrar la M-30? ¿Fue una buena idea o la peor?

 

Desde el primer minuto de inaugurar la M-30, los conductores se dieron cuenta de que los atascos en esa parte de la M-30 sur desaparecieron. Los conductores notaron una fluidez en el tráfico en las distintas salidas de Madrid, como hacia Badajoz, Toledo o Valencia.

 

Una obra que costó la paciencia de todos y un dinero que todavía se está pagando hoy en día, pero que en principio, aseguró la ausencia de atascos. Y es que además, es considerada como la mayor red de túneles de la ciudad en toda Europa. Por lo que a pesar de todo, sí podemos considerarla como una genialidad.

 

Fueron años duros. Pero ahora que está construida y los conductores la disfrutan, el hecho de poder conducir por allí sin tener que pisar los frenos, es algo así como un sueño hecho realidad para muchos.

¿Qué pasaría si no se hubiera llevado a cabo?

 

Se dice que si ésta carísima obra no se hubiera realizada por aquel entonces, Madrid sur seguiría teniendo unos problemas de atascos inimaginables.

Esta obra supone por tanto un ahorro considerable para todos. Un gran ahorro en gasolina y en contaminación. El hecho de no tener que andar frenando continuamente o de perder el tiempo en atascos, se transforman en un ahorro de tiempo y dinero para los españoles. Así como un nivel menor de polución.

 

Conclusión: el túnel de la M-30 de Madrid ha sido una genialidad.

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *